"La historia de unos perdedores que decidieron ganar"

Esta es la frase que anuncia esta comedia a ritmo de música country, frescura sin artificios, una trama sencilla pero no carente de sentimientos, la representación está continuamente amenizada por coreografías de baile y canciones que se van sucediendo durante la obra, mientras la historia va fluyendo con continuos chistes, tramas de romanticismo y con cierto toque de intriga durante alguna de sus fases.

Fotografía de los días 1 y dos de abril. Preestreno de Buffalo en el centro cultural Pilar Miró.

Más imágenes en nuestra revista.