El Rodet de Bram - Enfoque8
29 de abril, 2017 · Proyectos Individuales · Comentar ·

El Rodet de Bram

Cuando era pequeña mi abuelo me contaba historias de sus viviencias durante la guerra civil española, siempre las centraba es las personas que le habían hecho ser quien era. Olvidando siempre los momentos más amargos, dada mi corta edad. Para mi siempre fueron las aventuras de mi abuelo, en esos momentos no comprendia la importancia de sus historias.

Imágenes y texto - Elena Fuente

El rodet de Bram-Elena Fuente-Presentacion

Al comenzar la guerra mi abuelo acababa de cumplir 19 años. Al ser de Madrid entro a formar parte del bando republicano. Pero poco tiempo después fue herido en combate, perdiendo la pierna derecha.

Sin su pierna y con la otra herida e infestada tuyo que atravesar los pirineos para exiliarse en Francia. Acabo en el campo de concentración de Bram a primeros del año 39. Allí conoció a Agustí Centelles.


 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-6029

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-3

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-6112

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-6124

 

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-6006

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-61332

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-62072

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-6341

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-6315

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-6362

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-61622

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-6265

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-3-2

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-6360

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-052

 

 

 

El rodet de Bram-Elena Fuente-6368

 

 

El rodet de Bram-Elena fuente-Final-3

Agustí Centelles permaneció hasta noviembre del 39. Mi abuelo por el contrario tuvo que permanecer hasta finales de julio del 41. La falta de dinero y el estar mutilado, hicierón que no pudiera viajar a Méjico teniendo que volver a España. 

Al volver es arrestado y llevado a uno de los campos de concentración de Sevilla, donde la falta de comida, agua corriente e higiene provoca que el estado de su otra pierna empeore. Lo que le permite salir a los dos años de condena por no ser útil para trabajos forzados.

Después de casi cinco años preso regresa a su casa en Madrid.

Veinte años después, pensé en investigar sobre esos relatos y realizar este proyecto. Eso me llevo a descubrir que Agustí Centelles estuvo en el mismo campo de concentración que mi abuelo y en las mismas fechas. No se si una de esas personas de las que me hablaba podría ser él pero me gusta pensar que sí. Dado que mi abuelo murío cuando tenía apenas siete años me quedan muchas preguntas aún.

Para la realizacion del proyecto me basé en el estilo fotográfico de Agustí Centelles para recrear las fotografias de la época y así hacer que el espectador se sumergiera mas en la historia.

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 4 =
Ver anterior | reciente

Últimas entradas